Please reload

Noticias más leidas

Los mejores discos del Siglo XXI según The Guardian

12/11/2019

El diario británico cumplió con su tarea anual de recopilar los mejores álbumes del nuevo milenio. ¿Qué opinás de la lista?

 

 

En el puesto número 10: BLONDE, de Frank Ocean. Para muchos, este disco está en el top 3 de las mejores creaciones musicales de la década. ‘Blonde’ se aleja así de la última tendencia en el R&B, el rap y el pop, que viene basándose en la hiperproducción, para ir de lleno a la firma y sensibilidad del cantautor de Nueva Orleans por encima de todo. 


En el puesto número 9 le sigue BEYONCE, el disco homónimo de la reina estadounidense. La confirmación de su fama y empoderamiento mundial. Este disco reafirma el amor propio y trabaja la sexualidad y la feminidad como recursos para ir más alto. 

 

Siguiete en la lista aparecen los discos de Arctic Monkeys "Whatever People Say I Am, I am Not" y "Original Pirate Material" de The Streets, y "Boy in da Corner" de Dizzee Rascal en el séptimo y sexto puesto respectivamete. 

 

 

En quinto lugar se encuentra Sound of Silver, el material de 2007 que lanzó LCD Soundsystem. Un disco que te lleva a momentos de éxtasis y pogo absoluto, a lo más bailable del disco contemporáneo. 

 

En el cuarto y tercer puesto la revista inglesa ubica a los álbumes de Kendrick Lamar y Kanye West: "To Pimp a Butterfly" del primero, es considerado un himno a los derechos civiles de los negros en el nuevo siglo y un puntapié para el tipo de rituales e influencias que despertaría este género en el futuro. Kanye, por su parte, ocupa el tercer puesto con "My Beautiful Dark Twisted Fantasy" de 2010, una mezcla de tormento y genialidad, cuenta con la participación de Elton John.

 

 

En segundo lugar aparecen The Strokes con su inigualable "Is This it?", un disco de acordes y guitarras inventivas, que atrapó a las nuevas audiencias al rock simple pero contundente. 

 

En el primer puesto, y quién ostenta del mejor álbum del siglo XXI, The Guardian ubicó a Amy Winehouse y su inolvidable "Back to Black". Fue su segundo y último disco en su corta pero mundialmente reconocida carrera musical. Su voz, entre la depresión y la dulzura, hacen de este producto uno de las máximas y más necesarias cortinas para corazones rotos. 

 

 

¿Estas de acuerdo con la lista de The Guardian? 

Please reload